Wednesday, January 30, 2013

Cosas que me he leído estas navidades III

LA ORUGA, Suehiro Maruo:
Suehiro es un grandísimo dibujante, de siempre-siempre me han encantado sus dibujos. Lo que pasa es que le tira mucho el lado oscuro. Y te cuenta unas historias que dices: “Suehiro, Suehiro… ¿pero qué es esto que me estás contando querido?”.
Pues así es La oruga. La guerra: Japón-China, el marido de la protagonista es un apuesto y valiente general. Se deja el pellejo en combate, así como piernas y brazos, el oído y el habla. Vuelve a casa hecho un “tronco”. (Esto es ya Johnny cogió su fusil) La guerra no tiene sentido, además, con la pensión que les ha quedado a penas si pueden comer. Su mujer, al principio casi no puede mirarlo del asco que le da, pero lo cuida con devoción. En seguida, la situación es, que su marido le pone mucho más mutilado que sin mutilar. Esa señora lleva un calentón increíble, cómo se lo pasa con “el tronco”. ¿No os parece una historia encantadora de matrimonio feliz postwar? Pues no lo es, porque es un cómic de Maruo. Su mujer lo ve como una oruga, un bicho asqueroso, hasta le dice: ¡Mírate, encima, estás echando tripa! ¡Aaaggghhh!. Un día, tiene le impresión de que “el tronco” le mira con reproche, lo que faltaba, se lanza sobre él y le hunde los dedos en las cuencas de los ojos. “¡Oh, Dios mío qué he hecho!”, llama a un médico pero es demasiado tarde. Le ha privado del último sentido que lo conectaba con el mundo. El marido se arrastra como una oruga y se tira al pozo.

INSIDE MOEBIUS 3, Moebius:
Moebius es otro dibujante al que admiro muchísimo, resuelve cada viñeta sencilla e impecablemente. Inside Moebius son varios libracos en que aparecen todos sus personajes por ahí revueltos, sus visiones, su inconsciente, su soñar despierto, etc. Igual es porque me compré el tomo 3, porque era el único que había en la tienda en ese momento y lo quería, lo quería y lo quería; pero me quedé un poco chof. Igual hay que leerlos todos y en orden. Pero vaya, yo solía disfrutar mucho con Moebius, y esta vez no tanto. Con El Incal lo pasé muy bien, pero hace tantísimos años de eso, ahora no sé.


9 comments:

  1. madre mía con suehiro...

    Yo no noto nada, bueno hoy como me lo has dicho me he fijado y puede que hubiera como neblina... pero no noto ningún olor raro, ni dificultad al respirar. quizás es que ya estoy podrida por dentro jajaja

    ReplyDelete
    Replies
    1. Pues en mi cole han suspendido las actividades en el exterior. Y digo yo, el aire del interior del edificio es el mismo que el de fuera, ¿o no?

      Delete
    2. no, dentro del edificio no pasa el aire, y las mascarillas esas con tela de algodón también son muy útiles para la contaminación (ironía, jajaja).

      Delete
    3. Ya. Necesito una N-95. ¿Se te ocurre algún tipo de tienda física en la que pueda comprarla?

      Delete
    4. Huy ni idea, has mirado en una farmacia a ver?

      Delete
  2. Siempre me pregunto como eres capaz de hacer tantas cosas juntas,
    me gusto saber que fuiste al museo de Balenciaga porque si alguien puede disfrutarlo eres tú.
    Paris es igualita que en la TV y las revistas. Esta fantástica, casi una hora pegado a ella y súper educada haciendose fotos con todo el mundo y hablando con todos...debe ser el amor parece enamoradísima de un modelo ibicenco.

    ReplyDelete
  3. El primero es el tipo de comic que me da pavor y cosica y que a ti tanto te gustan ag ugh!

    ReplyDelete
  4. estupendo completamente, claro que sí. alegría en las navidades. la oruga. muy bien. el dibujito ahí que saca... dios y la virgen.
    de moebius no he leído nada.

    ReplyDelete
  5. Se queda uno sin habla con esa historia.
    Saludos.

    ReplyDelete